miércoles, 11 de mayo de 2016

Guía de Bali (Indonesia) para mochileros. Qué ver, dónde dormir, comer y cómo llegar.

| ¡Sé el primero en comentar!

Llegar a la joya de Indonesia supuso un antes y un después en nuestro viaje. No somos de los que nos creemos los tópicos, pero Bali nos dio una lección. Es un lugar único



La isla de Bali es el centro cultural, espiritual y turístico de Indonesia. Es un lugar de encuentro entre parejas que celebran su luna de miel, surferos en busca de las mejores olas y miles de turistas que se acercan a disfrutar de su ambiente relajado y de sus espectaculares paisajes.


¡Selamat datang di Bali!


Cómo llegar a Bali

Para llegar a Bali existen multitud de opciones, aunque las más frecuentes son:

1) Avión al aeropuerto Ngurah Rai de Denpasar.

2) Ferry desde Java, de Banyuwanggi a Gilimanuk. 6.000 rupias por persona, 1 hora de trayecto. ¡Esta fue nuestra elección!

3) Ferry desde Lombok, de Lembar a Padang Bai. 36.000 rupias por persona. También se puede ir en fastboat, pero el precio es bastante más alto.



Nosotros veníamos del Tour de los volcanes del este de Java, por lo que la minivan nos dejó en Banyuwanggi. Ahí cogimos el ferry hasta Gilimanuk, y después un autobús hasta Denpasar (50.000 rupias por persona, 4 eternas horas).

Habíamos decidido que nuestra base sería la ciudad de Ubud, así que en Denpasar (Terminal Uwung) compartimos un taxi con Carlos, Montse y Neal, otros 3 españoles que conocimos, para llegar a nuestro destino, por 20.000 rupias por persona.

Qué ver y qué hacer en Bali

Aunque pueda parecer pequeña, la isla de Bali tiene 150km de ancho y 60 de alto. Eso sumado a que el tráfico es extremadamente lento (y cuando decimos extremadamente lento, significa que de vez en cuando puedes ver por la ventanilla algún caracol adelantando) hace que tengas que planificar muy bien tus rutas para ver el máximo de lugares interesantes posibles. 




Nosotros asentamos nuestra base en la ciudad de Ubud, en el centro de la isla, desde donde nos movíamos en moto durante el día para ver los puntos más atractivos de Bali. 

Sabemos que Bali es muy grande y que tiene miles de lugares interesantes para ver, pero como suponemos que tienes un tiempo limitado para ver la isla, aquí te dejamos un listado con los lugares que no puedes dejar de visitar: 

Ubud

Esta ciudad, situada en el centro de la isla, es el centro cultural y espiritual de Bali, y de eso podrás darte cuenta nada más pisarla. Las casas, que parecen templos, las tiendas, con las ofrendas que decoran las calles y cada esquina, con un ambiente relajado y alternativo, hacen de Ubud un lugar único en el mundo. 




Además, la ciudad cuenta con varios atractivos como las terrazas de arroz al norte de la ciudad (se puede ir a pie), el Monkey Forest, el Mercado de Ubud y el Templo de Ubud. A cada ciudad que visitábamos en Bali, agradecíamos haber elegido Ubud como nuestra ciudad base.








Intentando coger unos rambutanes...

¡Premio!

Templo Ulun Danu Bratan

Este templo es el más célebre de la isla, ya que se encuentra situado sobre el lago Bratan. El precio de la entrada es de 30.000 rupias por persona (+2.000 rupias por dejar la moto en el parking).




Templo de Besakih


Llegar a este imponente y recóndito templo situado al pie del volcán Agung, el más alto de Bali con 3.142 metros de altura, es toda una aventura. La carretera zigzaguea durante varios kilómetros entre la densa selva y los poblados perdidos del interior de Bali, pero la visita a este templo bien lo vale. Además, cuando fuimos, encontramos a cientos de locales en plena celebración, lo que le dio a Besakih una esencia aún más especial. Precio: 15.000 rupias por persona (+5.000 rupias por dejar la moto en el parking).





¡Las arañas que encontramos en Besakih daban muuucho miedo!


Templo de Uluwatu

Situado en el extremo sur de la isla, el templo de Uluwatu se encuentra enclavado en lo alto de un acantilado. El templo en sí no tiene nada especial, y de hecho no se puede entrar, la vista más espectacular la encontrarás rodeando los acantilados hasta poder verlo enclavado a más de 100 metros sobre el mar. 





Otro de los atractivos de este templo es el gran número de macacos que se pueden encontrar. De los muchos lugares con monos que hemos visto en el Sudeste Asiático, en ninguno hemos visto monos tan agresivos como en Uluwatu, así que ten muuucho cuidado! Ese monito adorable que tienes delante de ti podría darte un mordisco con tanto cariño y generosidad que podría transmitirte un montón de enfermedades. La verdad que (lo sentimos si somos un poco crueles) es bastante divertido ver cómo los monos traman los robos a los turistas, sobre todo de comida). De hecho, en Uluwatu fuimos testigos de cómo los macacos se confabularon para robar a un niño pequeño sus sandalias rojas supermolonas. El precio de Uluwatu es de 30.000 rupias por persona (+1.000 rupias por dejar la moto en el parking). 




¡ATENCIÓN! De camino a Uluwatu tuvimos una de las anécdotas del viaje, ya que en un control policial nos pararon y nos pidieron la Licencia Internacional de Conducción, que efectivamente no teníamos. Pero como ya nos habíamos informado de todo por Internet y estábamos seguros de que la policía nos pararía, ¡sabíamos lo que teníamos que hacer! Así que esa mañana, antes de salir de casa, preparamos en una billetera a parte nuestro carnet de conducir ejpañó (el rosa, de toda la vida) junto a un billete de 50.000 rupias (unos 3€). 



Cuando, efectivamente, nos paró la policía, hicimos ese truco que nunca falla (hacerse el tonto), y nos "invitaron" a pasar a la comisaría, ya que "tenían que darnos una información". La comisaría era un ir y venir de extranjeros tan sorprendidos como nosotros de cómo la corrupción es tan evidente en Bali. Una vez dentro, descubrimos (aunque ya lo sabíamos), que "pasar a la comisaría" significaba "entrar al cuartelillo" y con "darnos una información" querían decir soltar pasta. 


_

¿Estás buscando un seguro de viaje bueno, bonito y barato para Indonesia? 



_

Así que, una vez delante del comisario mayor, tal y como estaba en nuestro plan, sacamos nuestro carnet de conducir de la cartera. El hombre, nos dijo que ese carnet no era válido en Bali, que necesitábamos la Licencia Internacional (¡Oh! ¡Qué sorpresa!) y que teníamos dos opciones, que eran textualmente la siguiente:

Opción 1. Te cogemos la moto y te la llevamos al depósito de Denpasar. 

Opción 2. ¿Qué tienes en la cartera? (mientras señalaba a nuestra "cartera cebo"). Y nuestro amigo comisario se tragó el cebo, ya que lo único que encontró fue un billete de 50.000 rupias. Así que sin ningún disimulo lo cogió y nos hizo un gesto señalando que nos fuésemos. Nosotros le pedimos que nos hiciese un recibo conforme ya habíamos pagado, por si nos volvían a parar, pero nos dijo que para eso necesitábamos pagar 250.000 rupias, que evidentemente no íbamos a soltar. Así que nos dijo que si nos volvían a parar, dijésemos que ya habíamos pagado en el control de Uluwatu, con lo que nos dimos por satisfechos y nos fuimos. ¡Hemos leído historias de gente que ha pagado hasta 500.000 rupias, por abrir la cartera llena de billetes delante del comisario! Así que si alquilas una moto, prepara un billete de 50.000 por separado, ¡o te pedirá todo lo que tengas! ¡Hemos oído historias de gente que ha tenido que pagar hasta 600.000 rupias por sacar la billetera delante del poli!

Y así es como por poco más de 3€ puedes tener una experiencia de primera mano con la corrupción de Bali. ¡Anímate, que está barato!


Templo de Taman Ayun

En el pueblo de Mengwi, a una media hora de Ubud en moto, se encuentra este precioso templo rodeado por un lago. El precio de la entrada es de 15.000 rupias por persona. 





Templo de Batu Karu

Este es otro templo perdido en mitad de la selva, al que para llegar necesitarás bastante tiempo. Lo mejor es que se encuentra al final de una carretera preciosa que recorre las terrazas de arroz y una zona de cascadas, por lo que podrás combinar la visita al templo con unos paisajes de escándalo. 









Precio para entrar al templo (10.000 rupias por persona). Para llegar al templo deberás pagar 20.000 rupias por persona por pasar por la carretera de las terrazas de arroz (aunque nosotros nos hicimos amigos del guardia y nos dejó pasar sin pagar).



Templo de Tanah Lot

Este templo, situado en la playa de Tabanan forma una de las estampas más fotografiadas de Bali. Cientos de personas se reúnen al atardecer para ver cómo el Sol se pone delante del templo de Tanah Lot. Nosotros, por falta de tiempo, dejamos este templo para nuestra próxima visita a Bali. 


Así se supone que es el templo de Tanah Lot


White Sand Beach

Por si aún no lo sabías, ¡Bali no es un turismo de sol y playa! A pesar de que Bali es una isla y está rodeada de costa (buena deducción), las playas no tienen nada, pero nada especial. Vamos, que la mayoría de playas en España le dan mil vueltas a las de Bali (si quieres buenas playas cerca de Bali, ve a las Islas Gili). 

Pero como teníamos mono de playas (desde Perhentian que no veíamos una, sin contar la de Sentosa en Singapur), nos animamos a ir a White Sand Beach, una playa de arena blanca y aguas preciosas que se encuentra al sudeste de la isla. 




El precio para aparcar la moto es de 20.000 rupias (algo caro), pero nosotros preferimos aparcarla ahí, ya que si la aparcas fuera del parking corres el riesgo de que te la roben, como ya ha pasado más de una vez. Así que por 20.000 rupias (poco más de 1€) te quedarás tranquilo y disfrutarás de un rato en una playa increíble. 

Cascadas de Senkumpul

Si lo tuyo es la aventura, coge la moto y recorre las curvas que zigzaguean por la espectacular jungla de Senkumpul, para llegar a la cascada más increíble de Bali. Nosotros lo intentamos, pero cuando llegamos comenzó a llover y estaba a punto de anochecer, y teníamos que volver a Ubud, así que cuando llegamos y nos dijeron que teníamos que hacer un trekking de 2 horas (ida y vuelta), decidimos no hacerlo. ¡Nos quedamos con esa espinita clavada, pero volveremos!


Nos tuvimos que conformar con estas cascadas que vimos desde la carretera...


Munduk Village

En la zona alta de Bali se encuentra la carretera que lleva a Munduk, que ofrece unas panorámicas espectaculares de los lagos de la zona. Nosotros llegamos hasta el último lago, cuando comenzó a llover y nos tuvimos que refugiar en uno de los warungs de la zona, con unas vistas de película, una comida de escándalo y unos precios de risa. 




Kuta

Este punto tendríamos que haberlo puesto en "qué no ver en Bali", pero como sabemos que Kuta está en tu lista de lugares para visitar, te lo ponemos aquí. No vayas a Kuta. No tiene nada, el tráfico es agobiante, la playa recuerda a la de Benidorm y lo único que encontrarás son extranjeros borrachos a lo Salou y surferos hipsters frustados en su intento de ir de guays. 


Lo mejor que tiene Kuta es el sunset que ofrece
A grandes rasgos, estos son los principales lugares para visitar de Bali. Evidentemente, hay muchísimos más, pero dado las condiciones de transporte en la isla, estos te ocuparán una buena cantidad de días. 

Dónde dormir en Bali



La inmensa mayoría de turistas que van a Bali se reparten entre dos zonas. 

Kuta/Seminyak

El centro neurálgico de Bali, el Salou de la isla, donde miles de extranjeros que buscan fiesta y desmadre se alojan. Si ese es tu caso, alojarte en esa zona es lo mejor que puedes hacer. 

Ubud

A unos 30km de Kuta se encuentra Ubud, el centro cultural de Bali. Nosotros no lo dudamos ni un momento, Ubud sería nuestra ciudad elegida para alojarnos. Es un lugar tranquilo, precioso y con un ambiente nocturno relajado, ideal para pasear y tomarse algo tranquilamente. Además, está perfectamente situado en el centro de la isla, por lo que te será fácil moverte hacia todas las direcciones. 




La calidad/precio del alojamiento en Ubud es la más alta que hemos visto hasta ahora, y estamos seguros de que debe ser la más alta del mundo. Por 10€ por noche tienes habitaciones dobles con baño privado de ensueño, aire acondicionado y desayuno incluido (¡menudos festines!), y en muchos casos con piscina. 




En Bali hay alojamiento a patadas, así que no sufras si vas sin reserva. Nosotros nos alojamos en Secret Garden Guesthouse, a 5 minutos del centro de Ubud a pie. 170.000 rupias la noche (unos 11€). Tuvimos suerte, ya que aunque pagamos una habitación estándar nos colocaron en una superior, así que estuvimos una semana entera a cuerpo de rey. ¡Recomendable 100%!





Cómo moverse por Bali

Las opciones para moverte por Bali son bastante limitadas y requerirán de una paciencia infinita. Básicamente son las siguientes:

- Bus. Un auténtico infierno. Por aire acondicionado se entiende ventanas abiertas de par en par y por velocidad se entiende máximo 25km/h. Sí, como lo oyes. Nuestro trayecto de Gilimanuk a Denpasar, de unos 100km, se transformó una odisea de más de 4 horas. No te lo recomendamos. 

- Taxi. En Bali hay una cantidad ingente de taxis. A cada paso que des por la calle, decenas de taxistas te ofrecerán sus servicios. Los precios suelen ser bastante caros, así que lo mejor es compartir taxis y sacar tus dotes de regateo.

- Moto-taxi (ojek). Si vas solo, esta puede ser una buena opción, bastante más barata que un taxi, aunque conlleva un riesgo bastante alto, ya que los balineses conducen como locos. Nosotros no nos hubiésemos atrevido a cogerlas si hubiésemos viajado solos. 



- Coche privado. Decenas de agencias te ofrecerán la posibilidad de alquilar un coche con chófer por horas, o por un día completo. 

- Alquilar coche o moto. ¡Esta fue nuestra elegida! El alquiler en Bali es muuy barato, y si te atreves a enfrentarte al tráfico caótico, esta es la mejor opción. Coches desde 150.000 rupias al días, y motos desde 40.000 (¡menos de 3€!). 




En Indonesia, teóricamente para conducir un coche o una moto necesitarás la Licencia Internacional de Conducción. Obtenerla en España cuesta unos 25€. Las multas en Bali por no llevar la Licencia Internacional de Conducción se solucionan con, tal y como explicamos más arriba, sobornar a la policía con 50.000 rupias (unos 3€). No te estamos sugiriendo indirectamente que sea preferible pagar la multa a sacarse el carnet internacional, simplemente te damos la información, tú decides.

También te decimos, si no estás acostumbrado a llevar una moto, Bali no es el mejor lugar para aprender, ya que hay muchísimo tráfico y los balineses conducen como locos. Si no estás seguro, mejor coge taxis. Son más caros, pero por muy ajustado que sea tu presupuesto, con la seguridad mejor no jugar.

Dónde comer en Bali

En Bali, debido a la gran influencia de los países occidentales y sobre todo de Australia, encontrarás una mezcla gastronómica única en Indonesia, con una gran variedad de platos y restaurantes de comida internacional. ¡Incluso se pueden encontrar bares de tapas españolas!




Nosotros te recomendamos el restaurante Rumah Roda, situado en la calle Jalan Kajeng, donde podrás degustar unos platos locales riquísimos en un restaurante precioso a un precio bastante bueno para ser Bali. 

Los precios en Bali

Si vienes de tu país de origen, los precios en Bali te parecerán de risa. Habitaciones dobles por 150.000 rupias, platos buenísimos desde 20.000 y cafés desde 5.000.

En cambio, si vienes de otros lugares de Indonesia, como nosotros que veníamos de Java, los precios en Bali nos parecieron un poco caros. 

La gente en Bali

A pesar de ser un lugar hiperturístico, la gente en Bali es totalmente encantadora, y lo único que querrá es ayudarte con una gran sonrisa. Bali nos encantó a todos los niveles, y sus gentes no son una excepción. 




Si te ha gustado el artículo puedes compartirlo o dar Me Gusta en nuestra página de Facebook, que tienes justo aquí abajo. ¡Es solo un click y nos harás muuuuuy felices! :)





4.80/5 – 48 
Etiquetas :

_______________________________

Posts Populares

Mas en http://www.trukibook.com/2014/05/colocar-el-cuadro-de-los-me-gusta-en.html#ixzz3hPv9xjku