domingo, 18 de septiembre de 2016

Guía de Vang Vieng (Laos) para mochileros. Qué ver y hacer, cómo llegar, dónde dormir y comer

| ¡Sé el primero en comentar!

Situada a unos 100km al norte de Vientiane, la ciudad de Vang Vieng se ha consolidado como uno de los destinos preferidos por los turistas que visitan Laos. 




Desde los años 80, cuando los primeros turistas comenzaron a llegar al país, el número de visitantes que llegan a Vang Vieng aumenta año tras año. 



Sin embargo, aunque a priori pueda parecer que el estereotipo de turista que llega hasta Vang Vieng es el de una persona con pasión por la montaña y los deportes de aventura, lo cierto es que nos encontramos que la mayoría de visitantes son jóvenes cuyo único objetivo es beber hasta morir y pasar la resaca en alguno de los numerosos restaurantes viendo Friends. 




Afortunadamente, si sales un poco del movimiento "Lloret de Mar" podrás disfrutar de la Vang Vieng más auténtica, como lo harías en cualquier otra ciudad de Laos. 


Qué ver y hacer en Vang Vieng

A pesar de que Vang Vieng es una de las ciudades menos atractivas que hemos encontrado hasta ahora en el Sudeste Asiático, alejándote un poco del centro encontrarás cositas que harán que valga la pena tu visita a la ciudad. 






Kaeng Nyui Waterfall

Sin duda, el lugar que más nos gustó en Vang Vieng, aunque no esté entre los lugares más conocidos. Unos 7,5km al este del centro se encuentra esta maravillosa cascada de 20 metros de alto, que nos ofreció uno de los mejores espectáculos naturales que hayamos visto hasta ahora. 




A medio camino de nuestro intento por ir caminando a la cascada, una camioneta paró a nuestro lado y el conductor nos preguntó si queríamos ir con ellos hasta la cascada. Y nosotros, evidentemente, ¡no nos negamos!




Era una familia que venía desde Vientiane con un amigo que había venido de visita desde Francia. Una vez en la cascada, pagamos 10.000 kips cada uno por la entrada y los chicos nos dijeron que una hora después volverían a la ciudad, que si queríamos que nos llevasen de vuelta. ¡Genial la gente en Laos!




Una vez en la entrada y tras un pequeño trekking de 10 minutos, llegamos hasta el pie de la increíble cascada. Y cuando decimos "hasta el pie", lo decimos de verdad. Y es que, literalmente, se puede llegar hasta debajo mismo de la cascada, e incluso podrías darte un chapuzón en la piscina natural que se ha formado, aunque la fuerte caída del agua lo hace un poco peligroso. 

Sin embargo, el rato que pasamos debajo de la colosal cascada fue totalmente inolvidable. La naturaleza es perfecta, y nos lo devolvió a demostrar. 




Se puede ir caminando desde el centro de Vang Vieng (1:30h), en bicicleta y en moto. Cuando llueve, el camino se llena de barro y hace difícil ir en bici o moto, así que cuidado.

Blue Lagoon

A pesar del precioso nombre, no esperes una laguna azul turquesa. Más bien, se trata de un tramo de un río de agua verdosa en el que han colocado un par de restaurantes, un tobogán y alguna liana. Vamos, nada del otro mundo. 




Dentro del recinto hay una cueva bastante bonita, donde para entrar necesitarás una linterna. 




La entrada cuesta 10.000 kips. Nosotros alquilamos una bici, y nos gustó más el camino para llegar, que el lugar en sí. Lo que menos nos gustó es que para cruzar el puente que pasa sobre el río que atraviesa Vang Vieng hay que pagar 6.000 kips por persona (con bici, 4.000 si vas caminando). 




Elephant Cave

Unos 13 kilómetros al norte de la ciudad se encuentra la Elephant Cave, una cueva que cuenta con una roca con forma de elefante. 

_

¿Estás buscando un buen seguro de viaje para el Sudeste Asiático? 




_

Nosotros no fuimos, ya que el dinero que hubiésemos pagado por visitar lugares como éste, nos lo dejamos en cosas absurdas como cruzar puentes. 

Tham Chang Cave

Desde esta cueva, también situada al otro lado del río, puede verse uno de los mejores atardeceres de Laos. Si no quieres pagar por cruzar el puente, otra opción es ver el sunset desde el River Sunset Bar. 

La entrada a la cueva es de 10.000 kips.





Tubing, ¿hacerlo o no?

Aunque el tubing (actividad que consiste en dejarse llevar por la corriente de un río durante varios kilómetros subido en un rosco hinchable) es bastante criticado por mucha gente por haberse convertido en una actividad realizada mayormente por guiris que lo único que buscan es emborracharse en alguno de los diversos bares que hay a lo largo del recorrido, decidimos probar.




Decidimos hacerlo por la mañana, así habría menos probabilidades de encontrarnos con grupos de gente "puesta". Y la verdad, nos encantó. 

Pagamos 55.000 kips cada uno (unos 6€) por el alquiler del rosco, precio que incluía el tuk-tuk que nos llevó hasta el lugar de salida, unos kilómetros río arriba. Tuvimos que dejar en depósito 60.000 kips por cada rosco. 

En el tuk-tuk fuimos con dos chicos coreanos y tres chicas inglesas, con los que compartimos la primera parte del recorrido. 

A pocos metros de la salida, se encuentran los bares. Hace años había un montón de bares a lo largo del río, pero hoy en día sobreviven solo tres. Paramos en el primero, hicimos una cervecita, y volvimos al agua para hacer el recorrido de 1:30h (unos 5km) del tirón. 




Volvimos al agua, dispuestos a disfrutar de un relajante paseo, cuando... ¡una enorme serpiente cruzó el río a pocos metros de nosotros! ¡Vaya comienzo!

Después del susto y de intentar autoconvencernos de que no había más animales peligrosos alrededor, nos dejamos llevar por la corriente mientras decenas de kayakistas nos adelantaban. Los 5km pasaron volando, entre rápidos y meandros, y cuando nos dimos cuenta ya estábamos de vuelta en Vang Vieng. La llegada tiene lugar en el Smile Beach Bar, al borde del río. 

Cuando estás a la altura del bar, unos hombres te tiran una cuerda, que debes agarrar (si no quieres seguir río abajo hasta Camboya) y ellos te estiran hasta la orilla. 




Si estás dudando si hacer tubing o no, hazlo. ¡Nosotros fuimos a nuestra bola y lo pasamos genial! ¡Volveríamos a repetir!

En Vang Vieng se organizan un montón de actividades de medio día o un día completo que combinan kayak, tirolina y otros deportes de aventura.


Cómo llegar a Vang Vieng

La única manera de llegar a la ciudad de Vang Vieng es por carretera.

Decenas de minivans y autobuses llegan desde Vientiane y Luang Prabang. 

Por ejemplo, nosotros llegamos en minivan (resulta que es más barato viajar en minivan que en bus local), desde Luang Prabang por 95.000 kips por persona. Volvimos a Luang Prabang en bus nocturno por 100.000 kips cada uno. 




Las agencias en Vang Vieng también venden tickets de bus a lugares lejanos como Bangkok, Siem Reap o Hanoi. 

Por cierto, si necesitas preparar tu visado para Vietnam, en Vang Vieng es posible. A nosotros nos lo hicieron por 65 dólares en un par de días. 


Dónde dormir en Vang Vieng



El precio del alojamiento en Vang Vieng se ha multiplicado con respecto a hace pocos años. Si hasta hace poco lo común era encontrar habitaciones alrededor de 50.000 kips, ahora es difícil que bajen de 100.000. 




Tras mucho buscar, dimos con Mexaiphon Guesthouse, una guesthouse regentada por una señora local muy seria (a veces nos daba incluso miedo), pero con habitaciones grandes y limpias con baño privado y ventilador por 55.000 kips por noche. Está situada en una callecita que cruza la avenida principal.


Dónde comer en Vang Vieng

Si algo nos gusta por encima del resto en la cocina laosiana son los bocadillos. En Vang Vieng encontrarás montones de restaurantes donde preparan unos bocadillos increíbles por 15.000 kips, además de un gran abanico de platos tradicionales por el mismo precio. 




Nosotros solíamos ir a un pequeño restaurante familiar donde preparan unos bocadillos de miedo, situado justo en la esquina de enfrente de la agencia Wonderful Tours. ¡Hiper recomendable!




Si te ha gustado el artículo puedes dar Me Gusta en nuestra página de Facebook, que tienes justo aquí abajo. ¡Es solo un click y nos harás muuuuuy felices! :)




4.50/5 – 12 
Etiquetas :

_______________________________

Posts Populares

Mas en http://www.trukibook.com/2014/05/colocar-el-cuadro-de-los-me-gusta-en.html#ixzz3hPv9xjku