domingo, 21 de enero de 2018

8 cosas que NO debes hacer en el Sudeste Asiático en 2018... ni nunca

| ¡Sé el primero en comentar!

Sí, ya lo sabemos. Llegan las vacaciones y todos queremos hacer cosas únicas, diferentes, exóticas. Y eso está muy bien, pero antes vale la pena pararse a pensar un poco en lo que hacemos. 


Este artículo lo escribimos con un poco de "calentón", tras ver fotos de varios de nuestros contactos en Facebook encima de un elefante o tocando un tigre como si fuera un gatito. 
 

Y es que nos parece mentira que, con toda la información que hay hoy en día en la red, la gente siga prefiriendo hacer esas cosas por tal de llevarse la foto a casa y subirla a las redes sociales y que sus amigos se "mueran de la envidia" al ver las cosas tan exóticas y diferentes que ha hecho durante las vacaciones.

Claro que depende de la moral de cada uno -ya que entendemos que a día de hoy todo el que va a esos sitios sabe lo que hay-, pero cuando hay datos objetivos la cosa cambia. Y los datos objetivos son los tropecientos estudios que demuestran que los animales SUFREN cuando nos subimos encima de ellos, se ESTRESAN cuando los tocamos y los ecosistemas se RESIENTEN cuando alimentamos a animales salvajes. Sea en Tailandia, en Costa Rica o en la Cochinchina.


Por ello, y para añadir un poquito más de información al océano de consejos que ya se puede encontrar en Internet, os dejamos una lista de 8 cosas que, por favor, no hay que hacer. En este artículo nos centramos en el Sudeste Asiático por que es una de las zonas del planeta donde más espectáculos de este tipo se ven, pero es extrapolable a cualquier otra zona. 

Y es que el reino animal ya está suficientemente jorobado como para que lo hundamos más por una simple foto. 

Montar en elefante

Que sí, que puede que a un animal de 5 toneladas no le cueste llevar a una persona de 70 kilos encima, pero si a eso le sumamos un par de personas más, la cesta, los anclajes y 40ºC de temperatura la cosa cambia. 


Además, lo que más daña al elefante es lo que no se ve. Desde el "pajan", la técnica que consiste en meter al elefante cuando es pequeño en una jaula minúscula y golpearlo y herirlo para "romperle el alma" y que así sea domesticable (y que puedes ver en este vídeo), hasta las condiciones en los que son mantenidos, encadenados y sin prácticamente comer ni beber. 

Y qué decir de los numerosos supuestos centros que se hacen llamar "santuarios", y que no son más que lugares de tortura para los elefantes. Antes de acudir a alguno de estos lugares o buscar el más barato, te pedimos que indagues un poco en Internet. Escribe el nombre del centro en TripAdvisor y mira las opiniones. 


Y todo esto para que después nosotros podamos hacernos una simple foto o vivir una experiencia que se supone que es exótica. ¿Vale la pena?

Una alternativa si quieres entrar en contacto con elefantes es Elephant Nature Park, un verdadero santuario situado entre Chiang Mai y Pai. Otra opción, que es lo que hicimos nosotros, fue un voluntariado de 5 días en la zona de Mondulkiri, al este de Camboya. 

Tiburón ballena en Oslob 

Una de las paradas que muchos viajeros hacen en sus días en Filipinas es en el pueblo costero de Oslob, en la isla de Cebú. Y es que el lugar es conocido por la población de tiburones ballena que viven en sus aguas. 


¿Qué mejor y más espectacular que lanzarse al agua y hacer snorkel con esos mastodontes, no? Pues no. Es cierto que esa zona es una autopista natural para los tiburones ballena durante sus migraciones, pero lo que no es tan natural es que se queden permanentemente en Oslob. 

Pero tampoco es casualidad. Resulta que los pescadores de la zona les alimentan para que no se vayan y así poder ofrecer excursiones a los turistas para que se lancen al agua con ellos. 

Esto no solo crea un problema de alimentación artificial para estos increíbles animales, sino que también altera su comportamiento. Normalmente, los tiburones ballena nadan a varios metros de profundidad, por que la capa más externa de su piel es delicada. Al estar prácticamente todo el tiempo en la superficie esperando la comida desde las barcas, el fuerte Sol les quema la piel de la espalda, con el daño que eso conlleva. 


Una alternativa perfecta si quieres ver tiburones ballena es en Donsol, donde hay agencias (controladas) que ofrecen excursiones de un día para ver a estos animales en mar abierto, sin alterar sus comportamientos. 

El Reino del Tigre

- "Pues sí, estuvimos de vacaciones en Tailandia, y ¡tocamos un tigre!" 

- "¡¿Qué dices?! ¡Le voy a decir a mi novi@ de ir nosotros el año que viene, ya me dirás donde fue!"

Esta es la conversación clásica a la vuelta de las vacaciones y que tanto daño hace. Porque que un tigre se deje tocar por miles de personas al día no es natural. Y LO SABES.


En Tailandia hay algunos lugares que se hacen llamar "Tiger Kingdom", "Tiger Sanctuary" u otras variantes parecidas, que ofrecen entrar en contacto con tigres para tocarlos y hacerse fotos a cambio de unos pocos baht.

Evidentemente, el comportamiento natural de un tigre no es estar así de tranquilo. Los propietarios de los centros administran grandes dosis de calmantes a los animales con el objetivo de que permanezcan tranquilos y se dejen acariciar y fotografiar. 


No hace falta decir el daño que esto provoca en los tigres, que pasan a ser rehenes de una vida artificial. ¿Vale la pena por una foto?

Lo que está claro es que si no hay demanda, no hay oferta, por lo que por favor no acudas a estos lugares. La forma más natural de ver a un tigre es simplemente no verlo, y es que estos felinos están hechos para vivir en la jungla, aislados de todo contacto con humanos. 

_


¿Estás buscando un seguro de viaje bueno, bonito y barato para el Sudeste Asiático? 



_



Tocar a las tortugas marinas

Las aguas del Sudeste Asiático son hogar de diversas especies de tortugas marinas que, no nos vamos a engañar, son preciosas e increíbles. Ver una tortuga marina mientras buceas es una experiencia única. 


Sin embargo, una práctica muy habitual de los turistas al toparse con uno de estos simpáticos animales es acercarse, tocarlos ¡e incluso cogerlos! 

¡¿Pero por qué?! ¿No es suficiente verlas y nadar junto a ellas, que hay que molestarlas? Al entrar en contacto directo con ellas, las tortugas se estresan, y si la situación se repite, abandonan la zona para siempre. 


Sí, sabemos que encontrarte con tortugas marinas sube la adrenalina, pero trata de respetar su espacio y dejarlas moverse en paz. Puedes disfrutar igual de ellas sin tocarlas.

Alimentar a animales salvajes

Algo muy común cuando visitamos otros países es llevarnos nuestras costumbres con nosotros. Si en casa vamos al parque a dar de comer a los patos o a las palomas, cuando vamos al Sudeste Asiático nos da por darle comida a los monos o a los peces tropicales. 


Lo que no nos damos cuenta es que alimentando animales salvajes, alteramos su comportamiento (como comentábamos que sucede con los tiburones ballena), y los convertimos en seres dependientes del humano. 

El Monkey Forest de Ubud, en Bali, y Batu Caves, en Kuala Lumpur, son dos ejemplos de lugares donde los macacos han desarrollado una relación de dependencia del ser humano, y se han convertido en animales realmente agresivos si pasas junto a ellos con comida. 
 

A nosotros mismos nos pasó en el campamento de Bako National Park, en Borneo, que mientras íbamos desde nuestro bungalow al comedor del parque, un grupo de macacos bajó de los árboles, nos rodeó y comenzó a chillarnos y a intentar subirse encima de nosotros para robarnos los paquetes de noodles que llevábamos. Evidentemente, ante el riesgo de un zarpazo o un mordisco les tuvimos que dar los noodles, como cobardes (os aseguramos que da mucho menos miedo que te atraque alguien que tener a 20 macacos amenazantes alrededor XD). 


En otra ocasión, en Koh Phi Phi (Tailandia), estábamos haciendo snorkel cuando de repente un banco enorme de peces nos rodeó hasta el punto que teníamos que apartarlos con las manos y no veíamos nada. Esto es por los barcos de turistas que les dan de comer para conseguir fotos subacuáticas con miles de peces alrededor. Los peces se pensaban que llevábamos comida y comenzaron a rodearnos esperando su manjar. 


Estos son solo dos ejemplos de los muchos que hay, y es que los más afectados aquí son los animales, cuyos comportamientos naturales (los monos llevan miles de años comiendo insectos y fruta, y los peces comen plancton) se han alterado de manera brutal. 

Subir en carroza de caballos

Esto podría extrapolarse a todas las zonas del mundo donde aún se utilizan las carrozas de caballos como medio de transporte. Una cosa es que los caballos sean animales fuertes y que lleven siendo utilizados para el transporte y la carga desde hace miles de años, y otra que al caballo no le importe cargar con 500 kilos bajo un Sol de justicia. 


Estamos en pleno siglo XXI, puede que hace unos siglos fuese la forma más rápida de transporte, pero hoy ya no hace falta ¿no? 

En la popular isla de Gili Trawangan, donde no están permitidos los vehículos a motor, los jóvenes viajeros toman una carroza de caballos (que normalmente están esqueléticos) para ir a la playa. Es una isla de 2km de largo. ¿Por qué no caminamos un poco o alquilamos una bici en lugar de promover ese tipo de maltrato animal?

Pisar el coral y/o llevárselo

Los fondos marinos del Sudeste Asiático están cambiando a pasos agigantados. O mejor dicho, están muriendo a pasos agigantados.

La subida de la temperatura del agua del mar, la pesca con dinamita y las anclas de las barcas son el peor enemigo de los preciosos fondos coralinos, donde se encuentran los ecosistemas con más biodiversidad del mundo. 


Ante esto, poco hay que hacer como turista. Pero sí nos ha pasado, estar buceando y ver a alguien pisar los corales al tratar de entrar al agua. Además del riesgo que corres al pisarlos (son extremadamente cortantes), resulta que los corales son muy frágiles, por lo que al ponerles el pie encima... ¡CLACK! Roto. 

No parece que sea un daño excesivo, pero si después de esa persona, otra hace lo mismo, y después otra, el daño final es considerable. 


Otra moda es la de llevarse trozos de coral a casa. Esos trocitos blancos de coral muerto que aparecen en las orillas de las playas. 

¡¿Pero para qué quieres eso?!

Además de incurrir en un delito por sustraer elementos naturales (si te pillan en el aeropuerto con coral te la pueden liar un poco), estás robando un material que la naturaleza necesita. Y es que esos trocitos de coral, al irse descomponiendo, ayudan a regular la salinidad del agua y estimulan la futura generación de corales en la zona. 

¿Prefieres tenerlo en casa olvidado en algún cajón o poder volver unos años después y que siga habiendo el mismo paraíso natural?

Comprar productos hechos con partes de animales

En los mercados de Asia se puede encontrar literalmente todo tipo de productos. Muchos de ellos son partes de animales que sirven normalmente de decoración. Objetos de marfil hechos con colmillos de elefante o picos de tucán, llaveros con alas de pájaros tropicales, joyas hechas con coral, bolsos de piel de cocodrilo o serpiente, abrigos de visón, ..., y un sinfín de productos de lo más insospechado. 

  
Lo que no es tan insospechado (de hecho es bastante evidente) es que estos productos provienen de animales, muchas veces en peligro de extinción y cazados furtivamente.

Al comprar estos productos -que además suelen ser muy cutres- no hacemos sino promover la caza ilegal y el exterminio de nuestro reino animal. Así que, por favor, antes de comprar piensa lo que ese producto esconde detrás.


Si entre todos ponemos nuestro granito de arena y tomamos conciencia de la importancia de tratar bien al reino natural que nos rodea, ayudaremos al mundo a seguir respirando. 

¡Ah! Y ya que te tenemos aquí nos vamos a aprovechar un poquito de ti, ¡muahaha!

Te vamos a pedir una acción muy simple pero que no te imaginas lo que ayuda al medio natural. 

Cuando estés bañándote en la playa o caminando por la montaña y veas algo de basura -un plástico, una lata, una pila, ...- recógelo, aunque no sea tuyo. 


Porque la naturaleza no tiene la culpa de que un g#&rro haya tirado eso ahí. ¡Simplemente con que recojas una cosa habrás ayudado, y no te habrá costado absolutamente nada! 

Si te ha gustado el artículo puedes dar Me Gusta en nuestra página de Facebook o compartirlo con los botones que tienes justo aquí abajo. ¡Es solo un click y nos harás muuuuuy felices! :)




4.90/5 – 62 

Etiquetas :

__________________________________

Posts Populares

Powered by 12Go Asia system
Mas en http://www.trukibook.com/2014/05/colocar-el-cuadro-de-los-me-gusta-en.html#ixzz3hPv9xjku