sábado, 5 de enero de 2019

Qué ver y hacer en el Desierto de Merzouga (Erg Chebbi), Marruecos. Cómo llegar, dónde dormir y comer.

| ¡Sé el primero en comentar!

El interior de Marruecos esconde tesoros naturales cuyos paisajes bien podrían formar parte de una de esas superproducciones de Hollywood que triunfan en todo el planeta

marruecos que ver hacer

Un buen ejemplo es Erg Chebbi, también conocido como Desierto de Merzouga, una enorme masa de arena situada a pocos kilómetros de la frontera con Algeria.


El Desierto de Merzouga es uno de esos lugares que se te quedan grabados en la retina para siempre, gracias a sus preciosas dunas de arena rojiza que llegan a alcanzar los 300 metros de altura.

desierto marruecos

Si lo observas en una imagen de satélite verás que, contrariamente a lo que mucha gente cree, el Desierto de Merzouga no es el Desierto del Sáhara -que queda varios cientos de kilómetros más al sur-, sino una "mancha" de arena de unos 30km de largo por 6 de ancho.

desierto marruecos que ver

¡Bienvenid@ al que para nosotros es uno de los paisajes más espectaculares que jamás hayamos visitado!

desierto merzouga


Qué ver y hacer en el Desierto de Merzouga

Visitar el desierto por libre

Sin duda, ¡nuestra opción favorita! Alojarse en Hassilabied o Merzouga, pueblos situados al pie de las dunas, es una oportunidad inmejorable para descubrir el desierto tu sol@ y sentirte protagonista de una de esas historias de aventureros que se pierden en la arena. 


desierto merzouga marruecos

como llegar desierto marruecos

marruecos

viajar a marruecos

¡Basta un buen calzado, un buen cargamento de agua, algo de comida con azúcar y salir a primera hora de la mañana o por la tarde para evitar las horas de más calor! Además, si tienes intención de contemplar el atardecer, mejor lleva una linterna contigo, ya que anochece más rápido de lo que pueda parecer.

desierto sahara marruecos

Caminando desde los pueblos se pueden coronar dunas de alrededor de 300 metros de altura en algo más de una hora. Y lo habrás conseguido por ti mism@, sin ayuda de vehículos a motor ni de camellos. 

marruecos para mochileros

Salir temprano o regresar por la tarde te permitirá, además, contemplar el amanecer o el atardecer en el desierto, una experiencia totalmente inolvidable. 

mochileros por marruecos






Truquito: para caminar por el desierto es mejor ir zigzagueando por las crestas de las dunas que ir recto subiendo y bajando dunas.

Campamentos

En el margen oeste del desierto se encuentran algunas pequeñas poblaciones como Merzouga o Hassilabied, perfectas para alojarse durante tu visita.

La mayoría de visitantes que llegan hasta Erg Chebbi lo hace para internarse en una de las caravanas de camellos que salen de los alojamientos en dirección a los campamentos situados en mitad del desierto.

Nosotros descartamos esta opción ya que lo de subirnos al lomo de un animal sometido no nos va demasiado, y ya hicimos lo del campamento en 4x4 en el desierto de Wadi Rum en Jordania (otro lugar que debes apuntar en tu lista de "Sitios para ir antes de morir").

_

¿Estás buscando un seguro de viaje bueno, bonito y barato para Marruecos? 




_

Los campamentos consisten en un paseo en camello desde los alojamientos que rodean el desierto hasta las tiendas, situadas en mitad del desierto. Una vez ahí, se disfruta del atardecer en las dunas, se cena con el resto de huéspedes, se hace una hoguera y se cantan canciones tradicionales, se duerme en una tienda de campaña al estilo bereber y al día siguiente se desayuna y se vuelve al camello para llegar de nuevo a la civilización.

Hay campamentos de todo tipo, desde los más simples y baratos por unos 15€ la noche o incluso menos, hasta grandes y lujosos cuyo precio tiene algún cero de más, todo dependerá de tu presupuesto.

Puedes reservar los campamentos de forma sencilla desde Booking, Tripadvisor o cualquier otro portal de reservas. 




Visitar los pueblos de Hassilabied y Merzouga

No esperes pueblos llenos de cosas interesantes para visitar, ya que la mayoría de calles ni siquiera están asfaltadas. Lo interesante de estos lugares es observar la vida local e integrarte lo máximo que puedas en ella. Sentarte en un local, tomar un té relajadamente, pasear, y sobre todo observar.


Si das una vuelta por Hassilabied encontrarás su mezquita, desde donde se lanzan las llamadas al rezo. Un edificio muy sobrio que se convierte en el epicentro del pueblo 5 veces al día, cuando decenas de fieles aparecen de la nada para hacer sus oraciones.


Las calles que rodean la mezquita son de lo más simple que te puedas imaginar, pero bien vale la pena pasearlas para ver la sencillez con la que viven los habitantes de Hassilabied. Construidas en su mayoría de adobe (arcilla y arena mezcladas con paja), las casas de este pequeño pueblo marroquí son la prueba del bajo nivel de desarrollo económico de la zona, a pesar de disponer de una fuente de ingresos importante como es el turismo.


Caminando por las calles de Hassilabied podrás encontrar la escuela, algunos pequeños restaurantes familiares e incluso el Musee Nomade, un museo en el que podrás aprender sobre la vida de las tribus nómadas que aún se mueven por zonas relativamente cercanas a Hassilabied.




A pocos metros de Hassilabied se encuentra un bonito palmeral en el que podrás comprobar lo bien que crecen los dátiles en esta zona del planeta. ¡Con lo que nos gustan a nosotros!


En Merzouga se puede hacer básicamente lo mismo que en Hassilabied, pasear las calles sin esperar grandes monumentos, sino disfrutar mientras observas el ir y venir de sus habitantes o tomas un té en una terraza.






Lago Dayet Srij

Si tienes tiempo, no puedes perder la oportunidad de acercarte al Lac Dayet Srij, un lago de agua semisalada situado a pocos kilómetros de Hassilabied y que forma un paisaje absolutamente inverosímil. ¡Un lago en mitad del desierto! 


Eso sí, el Dayet Srij tiene agua solo durante algunas épocas del año, en las que se convierte en un pequeño oasis para miles de aves como flamencos o patos de diferentes especies que deciden hacer una parada en sus aguas antes de seguir con su duro viaje por el desierto.




Vale la pena alquilar una bicicleta en Hassilabied y pedalear por la hamada (desierto árido y pedregoso) durante 4 kilómetros hasta llegar al lago. Eso sí, ¡lleva mucha agua contigo! 


Nosotros alquilamos 2 bicicletas durante 3 horas por 10 € en total, tras regatear en el Restaurant Café Fatima. 



Poblado Gnawa

Varios kilómetros al sur de Merzouga se ubica el pueblo de Khamlia, hogar de los gnawa. Los gnawa son descendientes de los esclavos subsaharianos que fueron obligados a cruzar el desierto del Sahara a pie. 

Hoy en día, siguen homenajeando a sus antecesores a través de la música gnawa, que recuerda los cánticos que realizaban mientras caminaban por las dunas.

Hacer fotos de las estrellas

Poco hay que hacer en lugares como Hassilabied o Merzouga cuando cae la noche. Así que es un momento inmejorable para trastear tu cámara de fotos y tomar esas fotos de un cielo repleto de estrellas, en las que se puede apreciar incluso la Vía Láctea.


El Desierto de Merzouga es un lugar perfecto para hacerlas, debido a la poca contaminación lumínica que hay. ¡Simplemente intérnate unos pocos metros en las dunas con un trípode, sube la ISO de tu cámara, baja la f/ y aumenta el tiempo de obturación!



Dónde dormir en Hassilabied/Merzouga

Como comentábamos, en el borde del desierto se sitúan un montón de kasbah (construcciones tradicionales del desierto que se caracterizan por los muros que las rodean para protegerlas de las tormentas de arena) que hacen la función de alojamientos. 


Nosotros nos alojamos en Auberge Sahara, un kasbah situado a la salida de Hassilabied en dirección a Merzouga, a pie de las dunas y con una espectacular piscina (sí, fue el caprichito de nuestro viaje por Marruecos). Pagamos unos 40€ por noche con desayuno incluido, pero hay opciones mucho más asequibles. 

hotel merzouga desierto

La verdad que recomendamos totalmente Auberge Sahara tanto por instalaciones, como por ubicación y por simpatía del personal, liderado por el propietario Youssef, que nos dio una calurosa bienvenida con unos tés en la piscina.







Más cerca de Merzouga se sitúa el Kasbah Azalay, del que también nos hablaron muy bien. 

Nuestra recomendación es que si no tienes coche de alquiler, busques un alojamiento al que puedas llegar caminando desde el pueblo, para no depender de taxis para cualquier cosa.

La otra opción, como decíamos, es dormir en alguno de los campamentos que hay en mitad del desierto, con precios que parten desde los 15€ o menos. 

Dónde comer en Hassilabied

A pesar de su reducido tamaño, Hassilabied cuenta con bastantes pequeños restaurantes que sirven comida local a buen precio.

Nuestro lugar favorito es el Cafe Snack Hamid, un lugar muy humilde situado en la plaza principal de Hassilabied regentado por Hamid, un hombre muy simpático ¡y que cocina de miedo! No puedes irte de Hassilabied sin probar los bocadillos de pollo de Hamid. ¡Muchos dicen que son los mejores de Marruecos!


Otro lugar muy bueno para comer es el Restaurant Cafe Fatima, cuya especialidad son las tajinas de carne. Además, cuenta con una piscina donde si lo pides puedes bañarte. 


Pero el lugar más especial para nosotros, no solo de Hassilabied sino de todo Marruecos, es el Cafe Restaurant Saharatime, un pequeño restaurante situado en mitad de las dunas, a 15 minutos a pie desde Hassilabied. Un lugar que desprende una magia indescriptible y en el que vivimos una experiencia gastronómica que nunca antes habíamos vivido. 


Para empezar, llegamos sobre las 18h para tomar un té mientras disfrutábamos del atardecer sobre las dunas. Al estar en temporada baja, estábamos completamente solos en un entorno único, simplemente el sonido del viento y de la música tradicional bereber que tenía puesta Youseff, el propietario del local. 


Cuando cayó la noche y se empezaban a ver las estrellas, Youseff nos avisó de que la cena ya estaba lista (habíamos ido a reservar a media tarde, algo que te recomendamos).


La cena fue, simplemente, genial. Entramos en el restaurante, descalzos, y rodeados por una atmósfera mágica a la que ayudaba la música y el hecho de estar completamente solos. Youseff y su ayudante comenzaron a traer platos típicos bereberes, todos deliciosos, con unos sabores extraordinarios. Verduras asadas marinadas, ensalada de naranja, diversas tajinas de carnes especiadas, quesos, pan de pita y un largo etcétera de exquisitos platos que nos dieron una perspectiva única de la gastronomía marroquí.


Cada día, Youseff prepara un menú diferente, dependiendo de lo que haya en el mercado. Tras disfrutar de una experiencia para la que se nos acaban los calificativos, salimos de nuevo a las dunas para seguir contemplando las estrellas. El precio de la cena fue de 300 dirhams, que puede parecer elevado para ser Marruecos pero que queda totalmente justificado no solo por los platos, sino por la experiencia gastronómica completa. Saharatime es un lugar al que, por favor, te pedimos que vayas. 


Cómo llegar al Desierto de Merzouga

Erg Chebbi es un lugar bastante remoto, situado cerca de la frontera con Algeria y a más de 500 km de Fez y Marrakech, aunque es fácil llegar desde estas ciudades en autobús, con compañías como Supratours o CTM

Nosotros utilizamos Supratours desde Fez, un viaje nocturno de 8 horas por el que pagamos unos 200 dirhams, reservando en la oficina situada justo delante de la estación de tren de Fez. 


La compañía CTM llega hasta Rissani, un pueblo situado a unos 40 km del desierto, desde donde puedes tomar un taxi hasta Merzouga.

Desde Marrakech el trayecto al desierto es algo más largo, por lo que es recomendable partir el viaje en dos y descansar en la bonita ciudad de Ouzarzate.

Otra forma de llegar es con conductor privado o alquilando un coche

Probablemente, si volviésemos a Merzouga alquilaríamos un coche y partiríamos el viaje en dos, ya que el autobús en el que viajamos iba a una velocidad de infarto y con continuos volantazos, por lo que no pudimos descansar demasiado e incluso hubo momentos que nos sentimos inseguros. 




Si te ha gustado el artículo puedes dar Me Gusta en nuestra página de Facebook o compartirlo con los botones que tienes justo aquí abajo. ¡Es solo un click y nos harás muuuuuy felices! :)




4.90/5 – 48 

Etiquetas :

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CÓDIGOS PROMO 15€ EN BOOKING

Nos quedan muy poquitos. Para obtener el tuyo, simplemente haz click aquí, y haz tu reserva. Una vez completes tu estancia, Booking te hará un ingreso en tu cuenta bancaria de 15€.

__________________________________

Posts Populares

Powered by 12Go Asia system

Síguenos en Instagram

Mas en http://www.trukibook.com/2014/05/colocar-el-cuadro-de-los-me-gusta-en.html#ixzz3hPv9xjku