sábado, 25 de mayo de 2019

Qué ver y hacer en Paros, Grecia. Dónde dormir y dónde comer barato.

| ¡Sé el primero en comentar!

Paros es la tercera más grande de las islas Cícladas griegas, tras Naxos y Andros. Al mismo tiempo, es también una de las islas que pasa más desapercibida entre los viajeros a Grecia, lo que le ha permitido mantener su esencia más auténtica.


¡Qué gustazo nos dio llegar en barco desde Santorini rodeados de turistas y ser prácticamente los únicos que bajamos en Paros!


En Paros descubrimos pueblos preciosos, disfrutamos de playas de esas que quitan el hipo, comimos como verdaderos reyes y conocimos personas de las que aprendimos muuucho.


Esta es la historia de un lugar que definitivamente te recomendamos visitar en tu próximo viaje a Grecia.



Qué ver y qué hacer en Paros

Los 200 km2 que forman la isla de Paros concentran un montón de atractivos únicos. La forma redonda de la isla la hace perfecta para recorrerla, ya que la carretera que la rodea (la circunferencia total es de 60 km) está en perfectas condiciones. La parte central de la isla, donde se concentran algunos lugares para visitar, es algo montañosa y está presidida por Agioi Pantes, la cima más alta con 770 m.s.n.m.



Pueblos

Parikia

La capital de la isla y la ciudad más poblada, con 9.000 habitantes. Parikia es ese pueblo que todos tenemos en la cabeza como lugar de retiro. Callecitas preciosas, un paseo marítimo ideal para olvidarse de todo y un ambiente de tranquilidad y relax muy dificil de encontrar hoy en día.


El centro histórico de Parikia está vertebrado por un entramado de callejuelas donde el color blanco es el protagonista. La calle principal es Lochagou Kourtinou, que lleva hasta una pequeña plaza que a nuestro parecer es uno de los lugares más bellos de Paros, donde dos pequeñas ermitas se encuentran frente a frente formando una estampa idílica.


Podrías pasar un día entero descubriendo rincones preciosos por las calles de Parikia, ¡los hay por todos lados!






En Parikia se encuentra también la iglesia de Panagia Ekatontapiliani, el templo más grande y antiguo de la isla, que data de la época bizantina. 



Callejeando encontraremos también el antiguo Frankish Castle, un castillo veneciano construido en el s. XIII con mármol extraído de alguna de las canteras que se reparten por el interior de la isla.


En lo más alto de Parikia se encuentra una iglesia, junto a la que se hallan las ruinas de un antiguo templo, desde donde se tienen unas buenas vistas de la bahía.


Parikia es la ciudad de los gatos. Los hay por todos lados, e incluso da la sensación de haber más gatos que personas. 


Además de capital de la isla, Parikia es probablemente el mejor lugar para ver el atardecer. Al caer del sol, no dudes en acercarte al puerto o al monasterio situado en la montaña, a contemplar los famosos sunsets de las islas griegas.



Naoussa

Esta pequeña localidad situada en el norte de Paros está considerada como uno de los pueblos más bonitos de Grecia.


El corazón de Naoussa se sitúa en el pequeño puerto, hogar de decenas de barcos pesqueros y lugar de encuentro de pescadores y de visitantes que se acercan para degustar algún manjar en los restaurantes que se reparten por la orilla.





El interior del pueblo sigue siendo toda una joya, con sus calles blancas llenas de tiendecitas, presididas por la gran iglesia que se encuentra en lo más alto de Naoussa.



Nosotros visitamos Naoussa en temporada baja y el pueblo estaba prácticamente muerto, por lo que probablemente se trata de un pueblo pensado por y para el turismo, en el que poca gente vive todo el año.



Lefkes

El interior de Paros esconde varios pueblos de ensueño. El mayor de ellos es Lefkes, un pueblecito de casas blancas enclavado en pleno corazón de la isla.


Lefkes nos encantó, quizá porque no encontramos ni un solo turista en sus calles, tan solo niños jugando y ancianos tomando el sol.




Vale la pena perderse por el laberinto de casas blancas hasta llegar a la iglesia del pueblo y al cementerio, lleno de paz y con unas vistas espectaculares.



Kostos

Si nos preguntas por el lugar "más griego" que encontramos en nuestros días por el país heleno, nuestra respuesta sería Kostos.


Y es que nada más llegar y ver la placita principal con su iglesia y su campanario, nos sentimos los protagonistas de "Mamma Mia".


Las callecitas que vertebran este pequeño pueblo no son para menos, llenas de rincones de lo más auténtico.


_

¿Estás buscando un seguro de viaje bueno, bonito y barato para Grecia? 





_

Prodromos

Prodromos pasa desapercibido para la mayoría de visitantes que llegan a Paros. Es cierto que este pueblo no tiene nada especial, y eso mismo es lo que lo hace atractivo. 


Un pueblo construido por y para la gente de Prodromos, de callecitas blancas que recorrerás en pocos minutos.



Marmara

A menos de 1km de Prodromos te espera Marmara. Si te somos sinceros, lo único que vimos de Marmara fueron los molinos situados a la entrada del pueblo, ya que pocos metros después fuimos a dar en un pequeño restaurante donde vivimos una experiencia gastronómica superauténtica.


Los dueños son una pareja de Atenas, unas de las personas más humildes y hospitalarias con las que hemos dado nunca. Nos sentamos en la terraza del restaurante, situada en un parquecito debajo de unos pinos. Ideal. 


El dueño nos dio sus recomendaciones, y la verdad que todo estaba riquísimo. Nos invitó a un chupito de ouzo (bebida tradicional griega) y al postre, que hicieron especialmente para nosotros ya que eramos los únicos clientes. Y nos contaron una historia realmente inspiradora. Cansados de la vida en Atenas, decidieron mudarse a Paros, isla de la que se habían enamorado unos años antes. Una de esas historias que te inspiran al viajar. Y, por si fuera poco, nos invitaron también a dos frappes para llevar.


Cerca de Marmara se encuentran las playas de Molos y Kalogeros, dos lugares que no te puedes perder y de los que te informamos más abajo.


Marpissa

Nuestra visita a Marpissa fue rápida y un poco agridulce, ya que nada más llegar un camión nos "obligó" a comernos un bordillo con el coche, dejando unas pequeñas marcas en el parachoques que por suerte no vieron los de la compañía de alquiler.


¡Ah, sí! Y el pueblo de Marpissa muy bonito, visitable en pocos minutos y sin apenas nadie en las calles.

Piso Livadi

El este de Paros es hogar de Piso Livadi, un pequeño pueblo al más puro estilo griego, con su puerto y su playita de aguas azul turquesa.


El interior del pueblo no tiene mucho, pero la zona del mar te hará sentir como en una película.



Dryos

Un poco más al sur se encuentra Dryos, un pueblo de casas desperdigadas bastante prescindible. Quizá se salva el pequeño paseo marítimo, donde no nos cruzamos ni con un alma y donde aprovechamos a hacer una siesta mientras escuchábamos el romper de las olas.





Alyki

Otro pueblo portuario, esta vez más grande que los anteriores. Lo más destable es la iglesia del pueblo y los dos pequeños (pero que muy pequeños) puertos que literalmente invaden el paseo marítimo y en los que apenas caben unas pocas barcas.


Cerca de Alyki se encuentra la conocida playa de Faraggas, una de las más bonitas de la isla.



Playas

Paros alberga algunas de las playas más bonitas de las islas Cícladas, en las que podrás disfrutar de las cálidas aguas que el Mediterráneo ofrece en esta zona. Estas son las que no te puedes perder:

Kolympithres y Monastiraki, al oeste de Naoussa




Santa Maria y Lagkeri, al este de Naoussa





Molos y Kalogeros, en Marmara






Faraggas entre Dryos y Alyki




Otros lugares de interés

Monasterio

A 200 metros de altura sobre Parikia se alza un monasterio desde el que se pueden contemplar las mejores vistas sobre la bahía al atardecer.


El monasterio abre sus puertas por la mañana y admite visitas gratuitas.

Delian Apollo

También cerca de Parikia, en lo alto de una colina se encuentran las ruinas de un antiguo templo a Apolo. Poco queda ya del templo, que se encuentra en un recinto semiabandonado.



Canteras mármol

El mármol extraído de las canteras de Paros ha servido para fabricar algunas de las esculturas más célebres de la historia.

Hoy en día se pueden visitar, aunque por lo que nos dijeron no vale la pena ya que apenas queda nada.

Cruzar a Antiparos

Si te sobran unas horas en Paros puedes cruzar a la isla vecina de Antiparos.


Cada media hora sale desde el puerto de Pounda el ferry que conecta con Antiparos en apenas 10 minutos. El precio por persona y trayecto es de 1.30€, y por coche y trayecto de 6€.


El barco te dejará en el mismo pueblo de Antiparos, un lugar ideal con sus casas blancas y vida tranquila. Vale la pena caminar hasta el extremo norte de la isla, hasta llegar a una preciosa playa.





En Antiparos se encuentra una de las cuevas más espectaculares de Grecia, hasta donde deberás llegar en coche. Nosotros no fuimos pero nos dijeron que valía mucho la pena, por lo que si vas puedes dejarnos tu impresión en los comentarios.

Dónde dormir en Paros

La oferta de alojamiento en Paros es inmensa, y encontrarás desde pequeños hostels hasta grandes hoteles.


Las áreas más populares para alojarse son Parikia (el pueblo más grande, precioso y bastante tranquilo) y Naoussa (uno de los pueblos más bonitos de Grecia, con más movimiento turístico, fiesta y más caro que Parikia).

Nosotros nos alojamos en el Airbnb de Dimitris, situado a 15 minutos a pie del centro de Parikia y donde disfrutamos de lo lindo. 


Una casa al más puro estilo griego, la familia vive abajo y nosotros nos quedamos en el piso de arriba, con entrada independiente, cocina, habitación grande, limpísima y con una terraza con vistas a la bahía en la que disfrutamos de unos atardeceres únicos. Encima nos prepararon un bizcocho y una olla de garbanzos riquísimos.


Los precios del alojamiento en Paros son muy variables, como en todas las islas. Más barato que Santorini o Mykonos, pero siguen siendo precios altos en verano. Nosotros pagamos unos 35€ por noche en marzo.



Dónde comer en Paros

Todos los pueblos de Paros tienen una gran oferta de bares y restaurantes. Los precios de la comida son bastante económicos, y si buscas bien y preguntas a los locales encontrarás lugares auténticos, con comida riquísima a precios muy baratos.


Si buscas algo rápido, dirígete a alguno de los lugares de gyros que se reparten por la isla (nuestro favorito es Stavros, en la plaza principal de Parikia, bueno, bonito y barato). Si quieres disfrutar de la gastronomía de la zona con tranquilidad, ve a alguno de los restaurantes de comida griega (aquí reservamos una mención especial para el Family de Marmara, un restaurante 10, buenísimo, bonitísimo y baratísimo, y con unos dueños que nos trataron con un cariño increíble, con los que tuvimos mucha conexión).


En Paros encontrarás también un montón de pastelerías donde se vende el tradicional baklava, dulces de origen árabe hecho a partir de masa filo, azucar y frutos secos.


Y para acompañarlos, nada como un café al más puro estilo griego. En Paros se suele tomar el café frappé, con hielo y mucha azúcar. Nosotros no somos muy de café, pero no pudimos evitar caer en la tentación, y nos gustaron tanto que aún los recordamos de vez en cuando.



Si te ha gustado el artículo puedes dar Me Gusta en nuestra página de Facebook o compartirlo con los botones que tienes justo aquí abajo. ¡Es solo un click y nos harás muuuuuy felices! :)




4.90/5 – 48 

Etiquetas :

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CÓDIGOS PROMO 15€ EN BOOKING

Nos quedan muy poquitos. Para obtener el tuyo, simplemente haz click aquí, y haz tu reserva. Una vez completes tu estancia, Booking te hará un ingreso en tu cuenta bancaria de 15€.

__________________________________

Posts Populares

Powered by 12Go Asia system

Síguenos en Instagram

Mas en http://www.trukibook.com/2014/05/colocar-el-cuadro-de-los-me-gusta-en.html#ixzz3hPv9xjku